Archivo de la etiqueta: lenchadas

8 Buenas Razones para Ver Las Aparicio

10 es mucho, y 5 es muy poco. 13 es mi número favorito, pero volvemos al primer problema. En cambio, 8 está en medio y además era mi número cuando estaba en el equipo de basketball en mi escuela. Así qué ¿por qué no 8 razones?

Si alguien no se había dado cuenta, porque seguramente no me siguen en twitter *blink blink*, mi trauma televisivo del momento se llama Las Aparicio. ¿Ven que dije que quizá no lo iba a poder seguir completo y blah blah? Pues resulta que sí, las vacaciones te quitan muchas cosas que hacer durante el día, entonces básicamente en las noches no tengo nada que hacer, ni siquiera dormir porque eso lo hago como 10 horas antes durante el día. Pero en fin, he aquí una pequeña listilla, con razones que ustedes seguramente saben pero que quizá sirvan para convencer a aquello que aún no ven la serie.

1. Rafaela (Ma. del Carmen Farías). Ay esta es la abuelita que u odias o amas. No hay de otra. Es la clásica mamá que se mete en TODO lo que le pongas en el camino, y si no se puede, ella inventa una forma. Y probablemente dirías, pinche vieja metiche hartante. Pero noooo… porque si lo dijeras, probablemente serían tus #4palabrasantesdemorir LOL. La señora tiene pantalones, huevos o como le quieran llamar. Ella sabe cómo defender a su familia y a las personas que de verdad quiere. Hasta a la Mariana, pero ésa es otra historia. Como plus, tenemos su sentido del humor, que hace constante referencia a la muerte de los hombres de la familia, que aunque son chistes medio negros, ella los dice como si fueran cualquier cosa. Por eso #yoamoarafaela. Y punto (ay, deberíamos mandar a hacer playeras xD).

2. El matrimonio La amistad de Rafaela y Aurelia. Yo tengo una abuelita de 86 años. Ella SIEMPRE ha tenido una señora que le ayuda, tipo Aurelia. Cuando la señora se enfermó y le dijimos que era mejor que se fuera a descansar a su casa y le consiguiéramos a mi abuelita a alguien más. Ella contestó que no podía hacer eso, que su relación era como la de un matrimonio y cada vez se volvían más dependientes una de la otra. Justamente es eso lo que veo en estos dos personajes, una especie de relación cercana que viene como producto de la convivencia de añísimos. Aurelia, por supuesto, ha sido testigo de los eventos más significativos de la casa Aparicio, y me atrevería a decir que es quien guarda muchos secretos de la matriarca Aparicio. Las escenas entre las dos son bien chistosas, a veces una regaña a la otra y se critican entre ellas, pero todos sabemos que se quieren. Mucho.

3. Los lentes de Mercedes Aparicio. No sé si lo he comentado, pero confieso que mi debilidad son los lentes. No sé a qué se deba, pero si hay algo que me puede derretir es ver a una mujer primero sin lentes y luego con ellos. Un fetiche extraño que tengo. En la serie Mercedes (Ximena Rubio) acaba de perder a su esposo y decide ocupar su lugar en la firma de abogados a la que éste pertenecía. Y saben, eso no me podría importar menos si no fuera porque es en ese lugar de trabajo en donde ocupa sus lentes. Y sólo puedo decir… wow.

4. El negocio de Alma Aparicio. Ay, está bien padre, no se hagan. Se trata de un “negocio” (no sé cómo definirlo) que entrenar a hombres para que sirvan como “prostitutos” y ayuden a mujeres a subir su autoestima, cumplir sus fantasías o ambas a la vez. Yo sé, yo sé, quiten esa cara de “WTF?!”. Aquí es cuando uso una defensa válida para que no dejen de leer: “¿ya lo han probado?”. No sé, es algo que siempre me dice una amiga cuando la critico. El punto es que la idea se me hace muy fantasiosa pero también muy divertida, y la verdad es que me llama la atención.

5. Iliana (Paulina Gaitán). Yo la verdad, ni supe en qué momento apareció la chavita esta. Por lo que entendí, es la hija de Alma que se fue a vivir a EU y regresó totalmente cambiada y con un detalle que no iba para nada con la forma de vida de las Aparicio: era abstemia, célibe o como lo quieran llamar. Con eso yo me reí mucho porque da la casualidad de que Alma es su mamá (vea punto número 4.) y entonces con mucha razón ella se atacó completamente al enterarse de eso. Además, resulta que la niña es totalmente homófoba y no soporta a los gays ni nada que se le parezca. Lo peor es que su novio le inventó que él mismo era gay para cortarla. Diría que es “karma”, pero ya me cae medio bien. A mí me “gusta” este personaje porque es precisamente la parte que servirá para mostrar la intolerancia hacia los homosexuales que existe en la sociedad. Y estoy segura de que poco a poco iremos viendo un cambio en la personalidad e ideas de Iliana, hasta que grite: ¡Vivan los fruti-lupis!

6. La amistad Julia-Mariana. Yo sé que es difícil imaginar a estas dos como “sólo amigas” (blah que nadie les crees eso), pero hagamos un esfuerzo. Las niñas son casi hermanas, han crecido prácticamente juntas y se apoyan incondicionalmente. Mariana es gay y a Julia no le importa en lo más mínimo. Julia es medio babosa y a Mariana tampoco le importa en lo más mínimo. La palabra que buscamos es: incondicionales. Además creo que en la serie han logrado retratar muy bien esta relación de amigas de hoy en día, que se hablan de “güey” y se dicen sus verdades así como van. Yo quiero una así.

7. ¡Dicen “lencha”! Remítanse a estos posts (éste y éste). El hecho de de que digan “lencha” y “buga” en televisión nacional se lo debemos a la hermana de Eréndira Ibarra (Mariana en el programa), quien escribe el guión de la serie. Me encanta que mencionen estas palabras porque son unas que muy pocas personas fuera del ambiente conocen, y nos dan un retrato más real de lo que es ser gay en México. Por eso mi emoción respecto a este tema :P.

8. Esta escena. Ahmm… duh.

En el primer capítulo salió esta escena, casi al final. Y de ahí a todos nos picaron. Es la razón por la que, al menos yo, empecé a seguirla, a chutarme 5 videos diarios de YouTube con el pendejo de Armando acostándose con todas, con la babosa de Julia diciendo que es “adicta a él”, con la pobre de Mariana haciendo videos para calmar su dolor, y con toda la familia haciéndose mensa acerca de lo que pasaba con las dos chicas. Ha pasado un poco más de un mes y aún no hay nada. Pero ustedes y yo sabemos que nuestra adicción es demasiado fuerte, que va a ser difícil que la dejemos de ver, y que  nos seguiremos repitiendo la frase mágica hasta que llegue el día en que todo sea feliz: “La paciencia será recompensada”.

8 comentarios

Archivado bajo Opiniones bla bla, Televisión

“¿Clenchita?”

Cuando hablé de Las Aparicio hace poco, comenté que lo que me había fascinado (entre otras cosas) era el hecho de que habían dicho “lencha” en televisión. Creo que nunca lo había oído, ni en cable ni en tv abierta, por lo que me causó cierta emoción ñoña. Y es que antes de que descubriera dicha palabra, siempre tenía que usar el adjetivo “gay” o en su defecto, la palabra “chica gay”, porque (confesión) la palabra “lesbiana” no es mucho de mi agrado. No sé, es un trauma raro que tengo, pero poco a poco lo voy superando 🙂

Un día, casi cuando acababa de entrar a basket, hubo una junta de todos los equipos representativos de la escuela, con el director. Así que nos pusieron a todos en las gradas del gimnasio. Yo no conocía a muchas niñas en ese momento, sólo me medio llevaba con una, así que me senté a su lado. En lo que empezaba la dichosa junta, pasó una chava a la que siempre yo había visto y pensado “soo gay!”, pero como en ese punto de mi vida aún no tenía mucha confianza en la exactitid de mi gaydar, pues decidí que “nah, sólo era medio macho”. 

Pero entonces, la chava (de la que en ese momento yo también sospechaba, cabe destacar) que estaba a lado de mí, me dijo: “Ash, cómo me caga esa tipa”, refiriéndose a la que yo pensaba que era gay. En ese punto yo ya me había dado cuenta de que ella odiaba a mucha gente, pero de todas formas hice la pregunta obligada: ¿Por qué? Y ella me respondió: “Ay no sé, es super odiosa y super… clenchita“. Ajá, ahora ¿qué fregados es clenchita? Eso mismito le pregunté, y como respuesta obtuve dos cosas: una mirada de “wtf! ¿vives bajo tierra o qué?” y la respuesta real: “lesbiana”.

Pues no entendí de dónde se relacionaba clenchita con lesbiana, pero decidí que era mejor dejarlo ahí porque ya había quedado como una inocente inculta frente a mi única amiga de basket. Más tarde, no sé cuánto tiempo más tarde, otra chava y mi amiga mencionaron la palabra “lencha” y “lenchita”. Y fue así de “ahhhhhhhh… ¡con que eso era!”. Ahora sí me pareció más lógico. Pero hice como que había entendido desde el principio y empecé a usar la palabra.

Luego, me di cuenta de que se podía usar como sustantivo así que fui aun más feliz. Ya no tenía que decir: “Estoy viendo programas de temática lésbica en YouTube”. Digo, no es que lo dijera, obviamente (qué pena). Pero ahora podía ser un poco más honesta y al mismo tiempo un tanto vaga en mi respuesta, diciendo: “Ah, veía lenchadas”.

Yo tengo curiosidad, ¿en todas partes se conoce la palabra? ¿Sí es muy común? Je, disculpen el trauma, quizá sea el ocio de las vacaciones.

19 comentarios

Archivado bajo 'Cause it's my life..., Somewhere over the Rainbow

“Felicidades por el decreto”

Ayer recibí un mensaje un poco confuso: “Felcidades por el decreto, justice be made :)”. Lo primero que me vino a la mente fue lo que me había comentado con mucha felicidad una amiga en la mañana: el gobierno del DF aprobó la adopción por parejas homosexuales. Yei, felicidad… pero en verdad me agarró de sorpresa porque no sabía ni que actualmente había dicha discusión. Después, en la noche (o en la mañana, no lo recuerdo pero sé que estaba medio dormida) oí en las noticias algo acerca del matrimonio gay. ¿Será?, fue lo que pensé. Más tarde salí con una amiga y caminamos bastante; pasamos por varios puestos de periódicos y noté que la mayoría tenían muchos colorcitos en su primera plana. Por fin, en el Starbucks al que fuimos, me acerqué a un periódico y leí “Aprueban matrimonio gay y adopciones”. Chan chan chaaan… “¡No manches, ¿ya viste?”, grité de inmediato.

Efectivamente, ahora la Ciudad de México es oficialmente un Whistler latino, o un Massachusets mexicano. Como comenté antes en un foro de por ahí (esque yo no me puedo quedar callada, como saben), a mí la verdad no me importa mucho el hecho de que me pueda casar o pueda adoptar hijos. Neh, esas cosas nunca han sido para mí… ni desde antes que sospechara nada. De todas formas, me da gusto que haya un avance de esa magnitud en la ciudad donde vivo.

Sin embargo hay algo que me preocupa. Como deben saber, la inciativa fue aprobada por el PRD, gracias a que tienen mayoría en la Asamblea. A mí no me agrada el PRD. Crecí panista, lo siento, aunque últimamente en verdad no hay a quien irle. Equis, la cosa es que el PRD me molesta muchísimo, me molesta que se aproveche muchas veces de la ignorancia de la gente y de sus necesidades para hacer actos aparentemente buenos que realmente ni siquiera benefician a la sociedad y sólo sirven para “quedar bien” y por supuesto, ganar popularidad. Sí, me considero liberal y todo, pero cuando se hacen cosas “liberales” sólo porque sí y sin considerar las consecuencias o sin una verdadera intención de que tengan un impacto, pues la verdad es que no me parece.

Y lo malo es que evidentemente esta no sólo mi opinión. Muchas, muchas personas ven este cambio como un simple acto populista. Además, como también entran las opiniones políticas acerca de cada partido, aquellos que estén en contra del PRD lo más probable es que estén en desacuerdo con esta ley y critiquen a los gays. No invento cosas. Véanlo por ustedes mismos, en la sección de comentarios de este artículo o en el foro de discusión.

Así que me da gusto que se haya aprobado la ley. Me da gusto que haya habido un cambio teóricamente favorable para nuestra comunidad. Sin embargo, como ya dije, me preocupa que esto haya sido una mera jugada política por parte de este partido y que en vez de beneficiarnos, haya perjudicado nuestra imagen ante la sociedad. Para mí no basta con un simple ley que la gente tiene que seguir, a mí me importa cambiar la mentalidad de la gente, quitar estereotipos, que dejen de haber comentarios ignorantes y provenientes de una evidente cultura mexicana tradicional, de mente cerrada y falta de información. El día que eso pase saltaré de alegría, mandaré miles de mensajes y hasta pensaré en casarme.

Y ahí es cuando ustedes dicen, “ajá, ¿y tu helado de qué lo quieres?”

1 comentario

Archivado bajo Noticias, Opiniones bla bla, Somewhere over the Rainbow

Sabes que estás a punto de recibir el título de “stalker” cuando…

No me lo nieguen gente. Alguna vez ha habido una persona bastante especial a quien tal vez no tengan el valor de hablarle y prefieren que su “relación” se limite a observarl@ de lejecitos, como dirían por acá. ¿No? Ok, entonces otra vez quizás soy sólo yo xD. Ya he dicho que vivo en lo imposible, en amores imposibles que tal vez no lo sean, pero yo de alguna forma logro que sean así. Entonces, sobretodo este semestre, me he dado cuenta de varias conductas que me dan un poco de miedo. ¡Me estoy convirtiendo en una stalker mal plan! Chéquenlas, seguro que se identificarán a ver si se identifican.

  • Quieres salir temprano de su clase para llegar temprano a la siguiente. Y no, no es porque te encanten las matemáticas, sino que la persona en cuestión tiene clase a lado. Y gracias al cielo le gusta asomarse al balcón antes de empezar.
  • Procuras juntarte mucho con un amigo suyo (que también es tu amigo, claro) entre clases, a ver si por algún milagro esa persona se lo encuentra para saludarlo. Tal vez en un mundo paralelamente perpendicular me salude aunque sea por compromiso, es lo que piensas.
  • Recuerdas qué día de la semana pasada se puso tal suéter o tal chamarra, o con cuál se ve mejor.
  • Ubicas más o menos a sus amigos, y cada vez que ves a alguno volteas otra vez para ver si esa persona no está con ellos.
  • Te repites que buscar su horario en la página de la escuela (porque es posible) sería una cosa enferma, el colmo de los colmos, un extremo no-sano. Pero el pensamiento ronda tu cabeza.
  • Prácticamente ya sabes a qué salones (o por lo menos a qué pisos) va después de las 12:30. Y no, no necesitaste en lo más mínimo el internet… wuajajajaja
  • Pero la conducta más triste de un stalker  es saber que tú elegiste tu situación, saber que sería más fácil sólo hablarle un día. Así de simple. Pues bueno, la cobardía es grande y además… algunas veces necesitas algo que te haga llegar a la siguiente clase. No importa si es algo tan tonto y simple como cruzar una mirada con ella/él en las escaleras del tercer piso…

¿Hay más personas acosadoras aquí? ¿O tal vez son acosadas xD?

15 comentarios

Archivado bajo 'Cause it's my life...

La vida fuera del clóset

Yo sabía que este semestre iba a ser diferente. Empezando por el hecho de que ahora definitivamente soy Loud and Proud. Y déjenme decirles que la vida es linda. Muy linda.

Recordemos que fue hasta el final del semestre pasado que todos mis amigos cercanos se enteraron de mí, de alguna u otra manera. Sin embargo, ya no tuve mucho tiempo de “disfrutar” de ese cambio porque llegaron las vacaciones. Entonces pienso, las cosas no pueden ser iguales, algo tiene que haber cambiado, debe de haber algún privilegio de haber sido “valiente”. Pues vaya que lo hay. Por ejemplo, el martes dos amigos estaban en el balcón y llegué con ellos a ver qué hacían. Ellos me contestaron: “Estamos viendo chicas guapas”. Ok, no con esas palabras… digamos que un poco más a su manera xD pero el punto fue ése. Y entonces agregaron: “¡Anda tú sí nos puedes ayudar!” Comenzaron a reír porque supuestamente es como su forma de burlarse… hacen otro tipo de chistecitos resaltando el hecho de que yo sea “vainilla” (LOL así lo llaman). Yo me “enojé” (o sea les hice una cara, pero dos segundos después me reí mucho) y les contesté: “Va”. Así que ahí me tienen, por primera vez expresando quién se me hacía guapa y quién no. En frente de otras personas. En frente de dos amigOs. Quién lo hubiera pensado.

Así que he soportado chistes “pesados”, y muchas muchas miradas y burlas cuando un profesor dijo el primer día que dijéramos algo que “los demás no supieran de nosotros”. Glup. Considerando que la mitad del salón aún no lo sabe oficialmente, el ser gay creo que cae en esa categoría, al menos con ellos. Y sí, me puse muy roja, y me tembló la voz un poco, pero en el inter me reí con mis amigos, quienes nunca me presionaron a decir nada sólo.. me trataron como su amiga, una amiga a la que agarran de bajada mucho, claro está xD.

Y hoy salí del clóset otra vez. It never gets old, créanme. La diferencia ahora era que se lo dije a una sola chica que es nueva y que se está integrando a nuestro grupo de amigos. Yo asumía que ella ya sospechaba algo porque siempre, SIEMPRE hacían sus chsitecitos en frente de ella. Así que le dije “tengo que hablar contigo”, obviamente en frente de todos porque no les iba a negar a mis amigos la diversión de ver esa escena. No recuerdo que dije al principio, algo sobre si entendía algunos de los chistes que hacían de mí… y ella dijo que más o menos. Osease que tenía una teoría pero no quería decirla por miedo a ofenderme, clásico. En eso dijeron “ya, directo directo”, y yo les contesté “pues pónganse en sus posiciones” (haciendo referencia a la vez que estábamos sentados niños y niñas y lo de la vainilla y el chocolate). Las niñas se sentaron en la banca y los hombres se quedaron parados. Y ahí entendió xD.

Pero esperen, la historia no termina ahí. Después de la “confesión” (durante la cual admito que tuve un poco de mariposas en el estómago, no sé por qué) ella dijo algo así como que estaba bien, y cito textual “ya luego les contaré”. Y todos, como casi no nos gusta el chisme le dijimos (obligamos a) que nos contara. He ahí cuando ocurrió la bomba del día: “Pues yo vainilla y chocolate”. LOL… la cara de todos fue total y completamente PRICE-LESS. Y volvió a ocurrir: mi gaydar saltó de alegría una vez más. Ahora, aclaremos que yo no tenía la seguridad pero… sospechaba. Y le dije: “¡lo sabía, lo sabía!” Desde ahí ella me estuvo preguntando cómo sabía… pero obviamente que no revelaré mis secretos U_U lol.

Lo que siguió fue una pequeña conversación de curiosos e ignorantes hombres acerca de temas que sólo ella y yo le podíamos responder. Sí, cosas de ésas. Yo mejor le dije a uno: “te voy a recomendar un programa de televisión” y la señorita en cuestión completó la idea diciendo: “¿The L Word?” Bingo baby. Ahí descubrí que le gusta Shane. Hmm.. xD. Total que me tuve que ir al Blockbuster, y dejar la conversación pendiente… pero las siguientes semanas serán interesantes. ¿Algo irónico? Dicen que en tercer semestre es cuando todos salen del clóset. Bueno, obviamente los que tienen que salir. Pues 0 y va 1, pero quiero aclarar que… ¡Yo les gané a todoos! LOL mi instinto competitivo no descansa xD.

By the way, hoy vi a una de las chicas de Blockbuster (sí de las que tenía novia) y creo que coqueteé un poco. Ups.Y en la mañana digamos que fui un poco stalker junto con una amiga. Doble Ups. Díganme, ¿así o más gay el día?

10 comentarios

Archivado bajo 'Cause it's my life...

Más de etiquetas, gustos y gaydars

Ayer en el Blockbuster donde trabajo llegaron dos parejas de chavas. Sí, parejas, parejas. ¿Cómo supe que eran algo más que amigas?  Pues con las primeras dos debo mencionar que mi gaydar ya tiene bastante práctica y al ver a una de ellas vestida de esa manera (con una playera y una camisa de cuadros encima, pantalones fojos, zapatos deportivos) con ese peinado, y preguntando por videojuegos me dije: “La vida está llena de clichés, y este es uno de ellos”. Ja. La otra chava se veía un poco más femme… me gusta el término, por cierto. Ah, y las dos eran más o menos de mi edad… por lo menos menores de 20 años. Hasta ahí no sabía si eran novias o algo por estilo, pero más tarde, en la fila, vi cómo se acercaban más de lo normal… y la actitud simplemente indicaba que compartían más que una amistad xD. gaydar

Justo cuando ellas se iban entraron otras dos chicas. Misma historia: una se veía suuper “niño” (término que usa namezne para describir a una chica que se viste poco femenina) y otra que iba en pijama (WTF!) pero que mandaba cierta vibra… xD La cosa es que con la primera tuve la duda al principio de si era hombre o mujer, porque de verdad… sus pantalones OMG ni yo los uso así de flojos jaja. Equis, el punto es que pensé “ok, si es mujer, definitivamente es gay… y la otra también U_U”. Así que decidí ir y preguntarle si buscaba alguna película en especial. Ella -sí, porque su voz me indicó que era ella– me dijo que no, que gracias… y me sonrío. Y yo para variar me puse roja. Dios, qué patético.  Bueno, el punto es que igual, ahí no sabía si andaban ellas dos, hasta que en la caja -las atendí yo- la chica de la pijama le dio un beso rápido a la otra. Súper tierno, por cierto. Y entonces muy intermanete salté de alegría porque en menos de una hora había tenido un score 4 de 4. ¡Mi gaydar en serio mejora! 

Ahora, sé que no está del todo bien, pero peor sería negarlo. Yo, siendo tan ojoalegre, me fijé en dos de las chicas. Específicamente en las que dije que se veían poco femeninas. Y digo, claro que no tiene nada de malo, sólo que me extrañó que esto me pasara, pues casi siempre me he fijado en chicas exactamente opuestas a esto. Empezando por la parte hetero. Pero bueno, ésa es otra historia.

Siempre he oído hablar mucho de butch, femme, tomboy, lipstick, etc etc. Todos son términos que intentan describir en una palabra la forma de vestir y de actuar de una lesbiana. Así que volvemos a lo de las etiquetas. Muy en el fondo, creo que sólo uso estas palabras (como por ejemplo, en este post) para divertirme, para hacer las cosas más sencillas. Ya quedamos en que las etiquetas son absolutos, y los absolutos no existen, por eso no creo que en una sola palabra quepa la descripción de toda una persona. Pero bueno, como dije, las uso para hacer las cosas más fáciles. Si me preguntan, creo que siempre he sido una pequeña tomboy… y siempre lo seré xD. Ok, eso por definición no es posible, pero por lo menos así será por un largo tiempo. Es raro, pero a mí nunca me habían gustado las mujeres poco femeninas. Por ejemplo, nunca me atrajo Shane. Ups.

Shane1

Más bien, me iba por la belleza “convencional” (que así la llaman últimamente), como ya dije… chicas que se ven femeninas, y que la mayoría de las veces resultan ser muy, pero muy hetero. *Sigh*. Pero, como ya dije, he cambiado mucho, y en ese “mucho” entran mis gustos también. Así que el hecho de que ayer me haya fijado primero en las dos tomboys confirma mi transición. Je.

Tampoco voy a tratar de etiquetar lo categorizarlo (aunque creo que precisamente es lo que estoy haciendo xD) porque bien dice el dicho: “En gustos se rompen géneros”. Sin embargo, creo que de cierta forma estoy madurando más… y con ello aprendo a no encasillarme en un sólo lugar y decir “a mí sola y exclusivamente me gustan tal tipo de personas”. ¿Eso es bueno, no? Además, que me hayan gustado dos chavas gays me dan un 50% de posibilidad más con ellas que con una hetero. Lástima que el otro 50% esté ocupado por sus novias. Lo siento, soy una mala persona, lo admito, pero ya dije que las hormonas te convierten en otra persona xD.

By the way, me voy de campamento… yu-pi ^^

11 comentarios

Archivado bajo 'Cause it's my life..., Somewhere over the Rainbow

You know you’re gay when…

Vacaciones. Nada que hacer. Digo, nada que hacer cuando no estás trabajando, entrenando o dando clases. Esperen, wtf? ¿Cómo puedo pasar tanto tiempo en la computadora con todas esas cosas? Bueno, es un misterio del mundo, pero en este momento no hace falta responderlo. A lo que iba era que el ocio es grande y en las vacaciones normalmente me pongo a leer foros y comentarios y videos y cosas por el estilo.

Así que últimamente AfterEllen ha sido mi mejor aliado, igual que los otros blogs y páginas que pueden encontrar en algún lugar de la derecha de  esta  humilde página. Pasado el comercial… (dios, divago demasiado xd) Resulta que he estado leyendo el foro de la página antes mencionada y me encontré con un tema que se títula “You know you’re gay when…” y tienen que poner cosas, detalles, actitudes que supuestamente signifiquen que bateas pa’l otro lado LOL. Esto me hizo pensar en tooodooo lo que YO hago, en lo que hacía desde chiquita y en lo que pienso hacer… wuajaja.  Más o menos la lista va así. Sabes que eres gay cuando…

  • Veías los Power Rangers y preferías ser todos menos la rosa… porque en realidad querías salvarla a ella. Oh Kimberly, te extraño.
  • En las películas te sabes el nombre de las actrices que salen, pero cuando te preguntan el de los actores no tienes idea… a menos que sean Clint Eastwood, Sean Penn, Brad Pitt… de esos, ya saben.
  • Veías Xena (a los 8 años) y desde la primera temporada asumías ella y Gabrielle andaban. “Duh”. Fuck subtexts.
  • Tenías novios  y novios pero no duraban más de dos semanas porque te dejaban de “gustar”.
  • Por alguna razón siempre querías estar con una amiga tuya… pasara lo que pasara. O tal vez aún quieres.
  • Te emocionas cuando Ruby Rose, Jess Origliasso y Kim Stolz se twitean entre ellas. Ups.
  • Lloraste desconsoladamente con el final de temporada de LHDP. Lloras con la canción de JuanGa. Hiciste un post de eso.
  • Mencionas a Olivia Wilde en un post sólo para poner una foto de ella. LOL.
OliviaWilde1

Lo siento, en verdad no me pude resistir

  • Gristaste “$%¿&!”, mentaste madres y casi matas a tu computadora  cuando no supiste quién mató a Jenny.
  • Volverás a ver Héroes sólo por esto.
  • Has dicho más de una mentira para salir a la zona gay de tu ciudad.
  • La lista de tus películas favoritas incluye Saving Face e Imagine me & you. Y tus series Grey’s Anatomy, Mistresses, Dr. House y Skins.
  • Te levantas temprano para ver The Ellen Degeneres Show. Je.  
  • Sabes de qué hablo si te digo Palex, Malex, Tibette, Naomily, PepSi u Otalia.

Luego se me ocurren más, pero por lo pronto ¿por qué no ponen su propia lista en los comentarios? Es en verdad muy divertido comparar xD

9 comentarios

Archivado bajo Somewhere over the Rainbow