Archivo de la etiqueta: La Oreja de Van Gogh

Lunes de trauma musical: Inmortal

Esta vez desde hace como cinco días que había planeado cuál sería el trauma musical de esta semana. Y esque esta canción es otro caso de “aquella canción que está perdida en tu i-pod y de repente aparece… y te encanta”. Una vez más, le corresponde a La Oreja protagonizar este post. Últimamente se han vuelto de mis grupos favoritos, cabe destacar, y creo que la bendición del i-pod tiene que ver con eso. Una vez más, he descubierto que amo las letras de sus canciones… como diría una amiga, “a otro nivel”. Ja, qué expresión tan fresa. Pero esque sí, no puedo alcanzar a describir lo mucho que me gustan… lo mucho que ahora las entiendo (no sé por qué), y lo mucho que significan para mí. Ay, cursilerías. Pero no me importa xD. Son geniales.

Ahora, la canción en cuestión se llama Inmortal. Y ya que escuchas la letra, puede sonar un poco stalker, estilo “Every Breath You Take”, pero es un modo muy simplista de verla. Básicamente habla de cómo (quien canta) estará siempre presente en la vida de la otra persona, de los recuerdos y momentos  que viveron juntos, y cosas así. Pero, al ser La Oreja de Van Gogh, todo esta dicho hermosamente.  Creo que el coro es como mis versos más favoritos en la historia de los versos favoritos. Y sólo porque me caen bien, se los dejaré xD Esque merecen ser repetidos, cantados y escritos las veces que sean…

Seré tu luz, seré un disfraz, una farola que se encienda al pasar,
cualquier mariposa, la estrella polar que viene sola y solita se va
seré el sabor de un beso en el mar,
un viejo proverbio sobre como olvidar,
Seré inmortal…

Seré ese lunar que adorne tu piel, una paloma cerca de donde estés
un golpe de suerte, el café de las tres, alguna mirada que te haga enloquecer
seré la voz que avise en el tren, un presentimiento de que todo ira bien,
Seré inmortal porque yo soy tu destino.

Y luego también tenemos la hermosa (un poco mensa) frase de: “Tengo abierta la ventana porque así se escapa el tempo sin verte”. Sniff, qué hermoso. Sólo La Oreja xD.Ya, dejaré mi modo-exagerado, y les presentaré finalmente la dichosa canción. Cabe mencionar que esta ya no la canta la queridísima Amaia, sino la chica nueva, Leire Martinez. No entraré en discusión acerca de quién es mejor porque… no tiene punto. Y ya está muy choteada la discusión, en mi humilde opinión.

Así que con ustedes… La Oreja de Van Gogh….

2 comentarios

Archivado bajo Trauma Musical

Lunes de trauma musical: A diez centímetros de ti

La historia de esta canción es bastante simple: un día, en el coche, una amiga la puso y a mí me encantó. Fue ahí cuando mi amor por La Oreja de Van Gogh digamos que revivió. Me percaté de que hacía casi un año que no escuchaba -realmente escuchaba– una cación de ellos, y así empezó mi nuevo trauma con este grupo. Pero hoy hablemos sólo de esta canción: A diez centímetros de ti.

Sé que hay varias lectoras españolas por aquí, así que seguramente saben mucho más de la canción y del grupo. Pero modestamente comentaré que es una canción del 2006, y pertenece al disco Guapa, que es la cuarta producción del conjunto.  También cabe mencionar que fue le último disco con Amaia Montero, la vocalista original de la banda, antes de que iniciara su carrera como solista y llegara Leire Martínez en su lugar.

Realmente lo que me gusta de la canción (y muchas veces quizás también del grupo) es la letra. Siempre encuentran una forma de decir las cosas más simples de una manera hermosa. En especial, me encanta la parte cuando dice:

No hace falta que te jure querido compañero
Que no debí quererte y sin embargo te quiero
Así que no hagas trampas, que sabes ya de sobra cuál es mi debilidad

Además debo de confesar que desde que vi el video de Rogue tuve como sentimientos encontrados respecto a la canción Historia de un Sueño. Por una parte la quería oir todo el tiempo, porque también me fascinó, pero al mismo tiempo, si la oía se me salían las lágrimas porque me acordaba de Pepa y Silvia. Ah, pero dijimos que ya lo había superado ¿verdad? Entonces olvíden esa última parte. La cosa es que el escuchar esta canción me recuerda más la parte feliz del asunto; además escuchar la letra me pone de mejor humor y no me hace llorar.

No se me ocurre nada más  qué decir acerca de A diez centímetros de ti, creo que el gusto que le tengo es tan simple que si lo trato de explicar no sale nada coherente. Ni siquiera creo que tenga razones tan grandes como las de los otros traumas, solamente me encanta, me encanta escucharla, me encanta dormirme con mi celular tocando esa canción. Sencillo y hermoso, como las letras de La Oreja

 

4 comentarios

Archivado bajo Trauma Musical