Archivo de la categoría: 'Cause it's my life…

Miedo

Tengo miedo del futuro. Odio la incertidumbre.

Tengo miedo de estar arruinando todo lo que tenía planeado.

Tengo miedo de hacer planes estúpidos.

Tengo miedo de no poder.

Tengo miedo de llorar.

4 comentarios

Archivado bajo 'Cause it's my life...

15 de septiembre

Ayer fue un día perfecto. Y no lo digo sólo porque pasé el mejor “Grito de Independencia” que he pasado en mi vida (acostada en mi camita, comiendo pozole y tostadas y tomando boing), ni porque me encantó todo el espéctaculo que armaron para celebrar, ni porque me di cuenta de que pertenezco a un país hermoso.

Resulta que este 15 de septiembre también tuvo una fuerte carga personal y emocional en mi vida. Ayer gente, cumplí un año con mi chica. Y aquí todos dicen: “awwww”.

Yo sé, qué fecha más bizarra para cumplir, dirán todos. Pero la verdad el año pasado como que ni me cayó el veinte de que era Día de la Independencia hasta que me encontraba semi-sorda en un restaurante a punto de explotar por los tacos al pastor. De ahí en adelante, los quinces se convirtieron en fechas especiales, y yo me seguía preguntando si llegaríamos al años. En un momento estábamos en el mes 6 y de repente ya era el bicentenario.

Y debo de contarles que SIEMPRE los quinces teníamos una mala suerte de la fregada. O no me daban permiso, o caía en domingo, o teníamos muchas cosas que hacer… entonces casi siempre lo celebrábamos el 14 o 16 o cualquier otro día menos el 15. Entonces ayer yo tenía mucho miedo, porque sabía que ALGO iba a salir mal. Seguro mi mamá me iba  a hablar y se iba a dar cuenta que le había mentido, o seguro iba a haber un endemoniado tráfico o seguro todo iba a estar súper caro. No me tachen de pesimista… quizá sólo era paranoia, o quizá sólo realismo.

Pero gracias a no sé qué…. NADA de eso pasó. Puedo decir que nos salió PERFECTO nuestro plan, y viví uno de los mejores días de mi vida. Comimos sushi, platicamos, reímos, nos abrazamos, nos dimos regalitos (fue la primera vez que YO le hice un regalito a ella) y nos dijimos cuánto nos amamos. De verdad no pudo haber mejor forma de celebrar.

Y para complementar todo esto, en la noche, como ya les dije, pasé una velada perfecta mientras veía el grito cómodamente desde la cama de mis papás. La vida es feliz, ¿qué más les puedo decir?

Deja un comentario

Archivado bajo 'Cause it's my life...

La hermana y la doctora guapa

¡He regresado, gente! Disculpen que haya desaparecido, pero en verdad fue la peor semana de mi vida en cuanto a cosas que hacer. Lo bueno es que se acabó así que ahora sí soy toda suya :P. Bueno, léanlo como quieran.

En esta semana realmente no pasaron como muchas cosas interesantes. Bueno, descubrí que en mi escuela hay dos parejas nuevas de lenchas que son súper abiertas y se andan ahí besando en público y así. Me hace feliz, porque pensé que eso era algo no-común. Y claro, también me causa un poco de nostalgia porque mi chica ya no está ahí 😦 Pero eeequis, ya lo superé.

Ahora, tengo un pequeño dilema dentro de mi vida. Y en verdad es muy pequeño, pero creo que tiene un significado un poco más grande. Resulta que una de mis amigas tiene una hermana que acaba de entrar a la prepa. Y como ya conoce a nuestro grupo de amigos pues se lleva más con nosotros que con los de su generación.

Desde hace unas dos semanas mi amiga ha estado en el hospital, por razones que en este momento no tienen importancia. Por supuesto, mis amigos y yo hemos estado yendo a verla constantemente, así que también hemos estado conviviendo con la hermana mucho porque ella es la que nos trae y nos lleva y esas cosas. La otra vez le empezamos a decir que nuestra escuela estaba llena de gays, y que tal era gay y que esa chava era gay y que no sé cuántos eran gays también. La hermana a mí me parece muy inocente, entonces como que no hice ninguna insinuación a que yo también soy gay.

Después descubrí que no era tan inocente, porque dijo que en su clase de no sé qué “hay dos lesbianas que se besan y así”. LOL, son unas de las que les dije arriba. Y luego ella dijo que no había porque tratarlas diferente, porque todos somos iguales y esas cosas no se escogen y así. Yo me di cuenta de que en realidad la niña de 15 años es bastante madura, y quizá no sea tan inocente.

Ayer que estábamos otra vez en el hospital, salimos a la sala de espera, y yo iba con un amigo. En eso, vi a una doctora que… digamos, me había llamado la atención antes, y le dije a mi amigo “¡Ahí está la doctora guapa!”. Nótese que no fui muy discreta que digamos porque estoy segura de que la doctora inmediatamente me volteó a ver A MÍ y a mi amigo. Así que corrí a la sala de espera. En eso alguien preguntó que por qué huíamos, y mi amigo dijo “ahh por la doctora guapa que le gusta a…” y antes de que siguiera yo le hice una señal de que se callara, porque la hermana estaba presente.

No sé por qué lo hice, quizá sólo fue una reacción natural, aunque no encuentro razón alguna para haberla tenido. ¿Me da pena todavía? De todas formas creo que la hermana ya lo sabe, porque la verdad nos pasamos toda la tarde sabroseándonos a la dichosa doctora que, déjenme decirles, fácilmente podría estar en Grey’s Anatomy o en alguna serie de doctores bonitos. Luego la hermana me hizo cara de “¿en serio crees que soy tan inocente?” e hizo un comentario extraño que no entendí.

Pensándolo bien, estoy segura de que ya sabe.

5 comentarios

Archivado bajo 'Cause it's my life...

She’s the best one

Yo sé que ni siquiera lo va a leer. Digo, no es como que mis amigos lean esto, pero ustedes saben que de vez en cuando los menciono o les dedico algo. Hoy es el turno de dedicarle un post a mi mejor mejor amiga de todos los tiempos. ¿Razón? Ayer fue su cumpleaños no. 18.

¡Y eso es algo grande! Cuando tienes 15, 16, 17, los 18 son como la edad dorada. Quizá no sean taaan buenos cuando lleguen, pero la expectativa siempre es divertida. Entonces que mi mejor amiga cumpla 18 (es la primera de mis amigas de la secundaria que lo hace) es GRANDE y digno de celebración.

Ahora, ¿por qué ella es mi mejor mejor amiga de todos los tiempos? Creo que siempre ésta es una respuesta difícil de contestar. Pero trataré de resumirlo un poco: ella es una persona INCONDICIONAL. Creo que es de las pocas personas en el mundo que pone primero a sus amigos antes que a ella misma. Siempre está para ti, puede ser que con un consejo o una comida en su casa.

Ella fue a la primera persona que le dije que era gay. Y yo inexplicablemente tenía mucho miedo. Digo “inexplicablemente” porque después de que se lo dije todo fue… mejor. A pesar de que ella era (es) mi amiga inocentona, santita, y todas esas cosas, lo tomó DEMASIADO bien y desde ahí, siempre que necesito desahogar mis penas lenchas, ella está ahí. Y como un plus, siempre tiene preguntas extrañas acerca de “mí” que me divierte mucho contestar.

Recuerdo que cuando tuve mi primer problema de chicas le dije que necesitaba hablar con alguien y de inmediato me invitó a su casa y a que fuéramos por un café. Nos quedamos hasta muuy tarde en la noche, creo que era un domingo, y a pesar de que al siguiente día cada una tenía que cumplir con los compromisos escolares acostumbrados, ella me escuchó hasta que ya no tuve más que decir, y entonces fue su turno de darme los sabios consejos que sin duda alguna, me sacaron del hoy del que estaba (como siempre).

Así que ahora me entienden un poco. Ella es mi mejor amiga. Y ayer fue su cumpleaños. Por lo que no me queda más que decirle, en donde quiera que esté (seguro en su casa… espero) Feliz cumple, mi gibis nibis (chiste local).

Deja un comentario

Archivado bajo 'Cause it's my life...

En sus marcas, listos, ¿fuera?

Mañana lunes 9 de agosto comienzo lo que será mi último año de prepa. Y la verdad esto no me ilusiona mucho, algo que de hecho es raro porque toda mi vida escolar siempre ansiaba por que llegara el primer día de clases. Nuevos maestros, nuevos libros, ver a mis amigos, blah blah. Pequeños detalles: mis maestros serán los mismos, libros no hay, y mis amigos…. pues digamos que ya me tienen harta. (Toda grinch… perdón).

Además, mi chica ya se fue a la universidad, lo cual significa que ahora no tendré nada que hacer entre clases, ningún motivo que valga la pena para volarme algunas horas…. Yo sé, hay más gente, pero estoy en un momento de mi vida en el que veo quiénes son mis amigos y quiénes no. Y por si fuera poco, para colmo de mis males, a mi chica le tocó el horario de la tarde en la universidad. ¿Qué significa eso? Que ahora definitivamente no tendré nada que hacer en las tardes (ahhh porque también cerraron basket, ¿recuerdan?) y no podré salir con ella los viernes.

Y no empecemos a hablar de los trabajos y tareas y el hecho de que este semestre es famoso por ser el más pesado de todos.

Ustedes disculpen, queridos lectores. Pero necesito un lugar donde desahogarme. Porque tengo que parecer fuerte con las de basket y con mi chica. Y mis papás me regañan por perder la motivación. Mis otros amigos simplemente siguen ilusionados por entrar. Quizá deba tomar su perspectiva.

Quiero un abrazo 😦 .

5 comentarios

Archivado bajo 'Cause it's my life...

Estoy de luto

Quienes hayan seguido mi blog por un tiempo razonable, habrán notado que constantemente hago referencia a mi equipo de basket, a mi compañeras, y a las aventuras que pertenecer a él con llevan. Desde pequeña me gustó el basket, creo que todo empezó cuando vi Spce Jam y me enamoré del deporte. En los años que vinieron, pertenecí a muchos equipos, con algunos sólo jugaba, con otros entrenaba arduamente. A veces no ganábamos, pero eso no nos importaba, porque el punto siempre es divertirse. Ahora, cuando ganábamos, la felicidad era inexplicable. He ahí la belleza de todo deporte.

El equipo de mi prepa, por alguna razón fue diferente. Diferente en el sentido de que el lazo que logramos tener mis compañeras y yo, ha sido el más fuerte que he hecho con cualquiera de mis amigas de equipo. Quizá me la he pasado mejor con este equipo que con cualquier otro. El basket de mi escuela me abrió los ojos en muchas cosas, me dio amistades que agradezco infinitamente haber hecho, y me dio a una chica que no cambiaría por nada en el mundo.

Por eso estoy de luto hoy. Porque la escuela decidió cerrar el equipo. Es una decisión que me enoja, quizá me enoja más que me entristece. No nos dan razones coherentes. “Les hemos dado el mismo apoyo que a otros equipos, y esos equipos ya han mostrado más resultados”. Ajá… ¿qué apoyo? Nos obligaron a tener un equipo en desarrollo, nos obligaron a reclutar a niñas dentro de la escuela que apenas si sabían cómo agarrar un balón. Un año después ganamos partidos. Somos un equipo. Pero también, a un año de que empezó este proceso, no pueden esperar que todo el equipo sea Michael Jordan. Nadie puede lograr eso. Así que, ¿qué les cuesta un poco más de paciencia? ¿Qué les cuesta un poco más de apoyo? ¿Quieren un equipo competitivo? ¡No puede haber un equipo altamente competitivo sin apoyo de la institución que representa!

*Sigh*, el suspiro de la resignación. Ahora no sé qué pasara. No sé qué será de mi último año de prepa sin esta parte que ahora me doy cuenta, era imprescindible en mi vida. Así que perdó si no posteo tan seguido, perdón si me tardo un poco en los resúmenes, perdón si mis tweets deprimen… estoy de luto.

3 comentarios

Archivado bajo 'Cause it's my life...

El ex-novio

Mi relación más larga hasta ahorita ha sido de dos años. ¿El afortunado? Un amigo de primaria. O sea, empezamos en primaria y “terminamos” en secundaria. Ya saben, esos amores inocentes de “manita sudada”, con los que compartes besos de piquito y todo es lindo y color de rosa. Bueno es lindo y color de rosa hasta que tus peores enemigas intentan juntar a tu novio con una chava a la que odias, y como su relación es “secreta” no puedes hacer nada para impedirlo. Pero linda y color de rosa al principio :).

El punto es que dejamos de ser novios. No, nunca cortamos oficialmente. Sólo un día me di cuenta de que él no era mi tipo, y él… empezó a andar con mi mejor amiga. Y aunque parezca increíble… con todo mi apoyo. Ash, todo era tan complicado en la secundaria.

Ahora él y yo estamos en la misma prepa. Nos vemos y nos saludos y platicamos un poco. Nos llevamos muy bien. Creo que incluso antes de entrar a la prepa llegamos a un punto de nuestra amistad en la que nos podíamos llamar “cercanos”. Pero él no sabía “mi secreto”.

Verán, por alguna razón, a las personas que no les he dicho directamente, y de las que me escondo cuando veo, son mis compañeros de la secundaria. Supongo que es lógico porque los chismes entre ex-alumnos corren de manera acelerada y despiadada. O sea, pueden destruir mi vida si quieren. Digo, no todos, pero digamos que (otra vez, por alguna razón) mi miedo lo aplico para todos.

La otra vez en una fiesta, el sujeto ahora referido como “ex-novio” se puso muuuy ebrio. Fue muy gracioso. Pero entonces en algún punto de su ebriedad, hizo que me quedara sola con él y de la nada sacó una pregunta clave, después de la cual sabes que no va a venir nada bueno: “Bueno, ¿y tú qué?”. Tenía le esperanza de que esperara una respuesta vaga y general, acerca de mi vida escolar, familiar y nada sentimental.

“Ya me vas a contar, ¿o qué?” Yo todavía me hice la loca un rato y le empecé a dar largas. Pero entonces cuando cometí el error de decirle “¿de qué o qué?”, él ya deplano me dijo: “¡¡Pues de tu mujer!!”. Y ahí quedé desarmada. Pero a esas alturas ¿qué le iba a decir? Bueno, además de lo obvio (“soy gay”), sólo le pregunté que cómo sabía. Realmente no me supo explicar muy bien, pero CREO que todo fue porque una vez nos vio.

Y entonces me dio el discurso más dulce que algún niño me ha dado: “No pues a mí no me importa. Lo importante es que tú seas feliz. Y digo, sí es medio raro porque pues… anduvimos y… nunca cortamos (risa de 5 minutos), pero pues yo te quiero, y no te debe de importar lo que los demás piensen. Porque si los demás te quieren… van a querer que seas feliz”. AWWW me mató. Lo abracé y todo.

Creo que ha sido uno de los mejores momentos de “salidas del clóset” que he tenido en mi vida. Y no fue tan malo. Ahora sólo espero que él lo recuerde xD.

4 comentarios

Archivado bajo 'Cause it's my life...