Archivo mensual: mayo 2010

8 Buenas Razones para Ver Las Aparicio

10 es mucho, y 5 es muy poco. 13 es mi número favorito, pero volvemos al primer problema. En cambio, 8 está en medio y además era mi número cuando estaba en el equipo de basketball en mi escuela. Así qué ¿por qué no 8 razones?

Si alguien no se había dado cuenta, porque seguramente no me siguen en twitter *blink blink*, mi trauma televisivo del momento se llama Las Aparicio. ¿Ven que dije que quizá no lo iba a poder seguir completo y blah blah? Pues resulta que sí, las vacaciones te quitan muchas cosas que hacer durante el día, entonces básicamente en las noches no tengo nada que hacer, ni siquiera dormir porque eso lo hago como 10 horas antes durante el día. Pero en fin, he aquí una pequeña listilla, con razones que ustedes seguramente saben pero que quizá sirvan para convencer a aquello que aún no ven la serie.

1. Rafaela (Ma. del Carmen Farías). Ay esta es la abuelita que u odias o amas. No hay de otra. Es la clásica mamá que se mete en TODO lo que le pongas en el camino, y si no se puede, ella inventa una forma. Y probablemente dirías, pinche vieja metiche hartante. Pero noooo… porque si lo dijeras, probablemente serían tus #4palabrasantesdemorir LOL. La señora tiene pantalones, huevos o como le quieran llamar. Ella sabe cómo defender a su familia y a las personas que de verdad quiere. Hasta a la Mariana, pero ésa es otra historia. Como plus, tenemos su sentido del humor, que hace constante referencia a la muerte de los hombres de la familia, que aunque son chistes medio negros, ella los dice como si fueran cualquier cosa. Por eso #yoamoarafaela. Y punto (ay, deberíamos mandar a hacer playeras xD).

2. El matrimonio La amistad de Rafaela y Aurelia. Yo tengo una abuelita de 86 años. Ella SIEMPRE ha tenido una señora que le ayuda, tipo Aurelia. Cuando la señora se enfermó y le dijimos que era mejor que se fuera a descansar a su casa y le consiguiéramos a mi abuelita a alguien más. Ella contestó que no podía hacer eso, que su relación era como la de un matrimonio y cada vez se volvían más dependientes una de la otra. Justamente es eso lo que veo en estos dos personajes, una especie de relación cercana que viene como producto de la convivencia de añísimos. Aurelia, por supuesto, ha sido testigo de los eventos más significativos de la casa Aparicio, y me atrevería a decir que es quien guarda muchos secretos de la matriarca Aparicio. Las escenas entre las dos son bien chistosas, a veces una regaña a la otra y se critican entre ellas, pero todos sabemos que se quieren. Mucho.

3. Los lentes de Mercedes Aparicio. No sé si lo he comentado, pero confieso que mi debilidad son los lentes. No sé a qué se deba, pero si hay algo que me puede derretir es ver a una mujer primero sin lentes y luego con ellos. Un fetiche extraño que tengo. En la serie Mercedes (Ximena Rubio) acaba de perder a su esposo y decide ocupar su lugar en la firma de abogados a la que éste pertenecía. Y saben, eso no me podría importar menos si no fuera porque es en ese lugar de trabajo en donde ocupa sus lentes. Y sólo puedo decir… wow.

4. El negocio de Alma Aparicio. Ay, está bien padre, no se hagan. Se trata de un “negocio” (no sé cómo definirlo) que entrenar a hombres para que sirvan como “prostitutos” y ayuden a mujeres a subir su autoestima, cumplir sus fantasías o ambas a la vez. Yo sé, yo sé, quiten esa cara de “WTF?!”. Aquí es cuando uso una defensa válida para que no dejen de leer: “¿ya lo han probado?”. No sé, es algo que siempre me dice una amiga cuando la critico. El punto es que la idea se me hace muy fantasiosa pero también muy divertida, y la verdad es que me llama la atención.

5. Iliana (Paulina Gaitán). Yo la verdad, ni supe en qué momento apareció la chavita esta. Por lo que entendí, es la hija de Alma que se fue a vivir a EU y regresó totalmente cambiada y con un detalle que no iba para nada con la forma de vida de las Aparicio: era abstemia, célibe o como lo quieran llamar. Con eso yo me reí mucho porque da la casualidad de que Alma es su mamá (vea punto número 4.) y entonces con mucha razón ella se atacó completamente al enterarse de eso. Además, resulta que la niña es totalmente homófoba y no soporta a los gays ni nada que se le parezca. Lo peor es que su novio le inventó que él mismo era gay para cortarla. Diría que es “karma”, pero ya me cae medio bien. A mí me “gusta” este personaje porque es precisamente la parte que servirá para mostrar la intolerancia hacia los homosexuales que existe en la sociedad. Y estoy segura de que poco a poco iremos viendo un cambio en la personalidad e ideas de Iliana, hasta que grite: ¡Vivan los fruti-lupis!

6. La amistad Julia-Mariana. Yo sé que es difícil imaginar a estas dos como “sólo amigas” (blah que nadie les crees eso), pero hagamos un esfuerzo. Las niñas son casi hermanas, han crecido prácticamente juntas y se apoyan incondicionalmente. Mariana es gay y a Julia no le importa en lo más mínimo. Julia es medio babosa y a Mariana tampoco le importa en lo más mínimo. La palabra que buscamos es: incondicionales. Además creo que en la serie han logrado retratar muy bien esta relación de amigas de hoy en día, que se hablan de “güey” y se dicen sus verdades así como van. Yo quiero una así.

7. ¡Dicen “lencha”! Remítanse a estos posts (éste y éste). El hecho de de que digan “lencha” y “buga” en televisión nacional se lo debemos a la hermana de Eréndira Ibarra (Mariana en el programa), quien escribe el guión de la serie. Me encanta que mencionen estas palabras porque son unas que muy pocas personas fuera del ambiente conocen, y nos dan un retrato más real de lo que es ser gay en México. Por eso mi emoción respecto a este tema :P.

8. Esta escena. Ahmm… duh.

En el primer capítulo salió esta escena, casi al final. Y de ahí a todos nos picaron. Es la razón por la que, al menos yo, empecé a seguirla, a chutarme 5 videos diarios de YouTube con el pendejo de Armando acostándose con todas, con la babosa de Julia diciendo que es “adicta a él”, con la pobre de Mariana haciendo videos para calmar su dolor, y con toda la familia haciéndose mensa acerca de lo que pasaba con las dos chicas. Ha pasado un poco más de un mes y aún no hay nada. Pero ustedes y yo sabemos que nuestra adicción es demasiado fuerte, que va a ser difícil que la dejemos de ver, y que  nos seguiremos repitiendo la frase mágica hasta que llegue el día en que todo sea feliz: “La paciencia será recompensada”.

Anuncios

8 comentarios

Archivado bajo Opiniones bla bla, Televisión

Desahogo

Mi plan en la vida no era tener una relación seria. Mi plan era probar y probar hasta… no sé, quizá haber probado todo y sentirme satisfecha conmigo misma. Cada quien tiene sus propias ambiciones a los 15, y ésa era una de las mías. Pero, como pueden saber, las cosas cambiaron un poco, y cuando menos me lo esperaba yo ya tenía una relación súper seria, súper madura, y casi casi como un matrimonio. Mis amigas me molestan por eso, siempre me preguntan “¿cómo va el matrimonio?”, y yo sólo me reía y les contestaba que a toda madre.

Pero llega un punto en que ves las cosas en perspectiva. Llega un punto en el que las cosas ya no se ven tan bonitas y te das cuenta de que puedes estar cometiendo errores. En mi caso, el error de apresurar todo, de meterte demasiado en una relación… en tu PRIMERA relación. ¿Cuáles son las consecuencias? Pues quizá el hecho de que te estés perdiendo de otras cosas que te puede ofrecer la vida. Eso alimenta tu curiosidad, una curiosidad que se podría complacer si estuvieras en otra situación, si no estuviera ella. Pero … está ella.

Y entonces tu egoísta ser sale a relucir y satisface esa curiosidad sin importarle nadie, sin importarle nada. Claro, no faltan justifiaciones y pretextos, el más obvio siendo: lo necesito, lo necesitamos, para aclarar muchas cosas. Créanme, una parte de mí le ve muchísimo sentido a ese pretexto, y cree que es justificación suficiente. Otra parte ve lo egoísta que es, el daño que está causando y admite que no es suficiente, que hay muy pocas cosas “suficientes” que justifiquen lo que haces.

Es horrible tenerte a ti misma dividida de esa manera. Sabiendo qué es lo que debes hacer pero tú solita poniéndote contrargumentos que simplemente crean más conflicto. Y entonces dices, ya estuvo, voy a arreglar todo, a dejar todo ese egoísmo que llevas y que te ha causado tantos problemas… bueno, no a ti… a los demás, claro está. Pero entonces surge un miedo el cual nunca te imaginaste sentir, y que lleva a formular la pregunta que nunca en la vida te imaginaste formular: ¿Y si ya es demasiado tarde?

6 comentarios

Archivado bajo Uncategorized

Lunes de trauma musical: Don’t Forget

Si tuviera que elegir a una niña Disney definitivamente eligiría a la señorita Demi Lovato. Aclaremos primero que realmente ya no soy muy fansss de toda ese imperio llamado Disney, pero pues son parte de la cultura popular y de una u otra forma me entero de sus andadas. Así que cuando surgió el pelito entre Demi, Miley Cyrus y Selena Gómez me divertí un rato leyendo qué pasaba con ellas.

Confieso también que en algún punto también me gustó un poco Miley, pero superé esa etapa de mi vida rápidamente. Cuando Demi salió a la luz, por así decirlo, lo que pensé fue “otra niña Disney”. Pero un día vi un video de ella cantando en vivo en un programa o algo así y me sorprendió bastante que a) tenía muy buena voz, que me agradó bastante, y b)tocaba el piano. Y de ahí decidí que la prefería a ella. Además no sé, se me hace la más auténtica, quizá es a la que le salga mejor la sonrisita de girl-next-door, o yo qué sé.

Un día escuchando el i-pod de una amiga salió una canción que me agradó bastante. Aunque era a final de cuentas pop juvenil, tenía un toque rock, y la voz de la cantante me gustó muchísimo. Le pregunté que quién la cantaba y me contestó que una tal Demi Lovato. La canción, como deben de saber, era “Don’t Forget”, el primer o segundo sencillo de ella.

A mí se me hace una melodía bastante triste. Cada vez que la escucho no puedo evitar deprimirme un poquitín. Y es que la canción habla de eso que muchos temen que les pase cuando están en una relación: el olvido. No sólo estoy hablando de una relación sentimental, sino de cualquier tipo de amistad, fraternidad, lo que sea que te haga cercano a otra persona. Supongo que a muchos nos ha pasado que estamos en la secundaria o en la preparatoria y tenemos a nuestros mejores amigos “por siempre” (BFFs), y prometemos que estaremos juntos para siempre y toda la cosa. Pero entonces salen de la escuela y a los dos meses te das cuenta de que ya has perdido cualquier contacto con ellos. No sólo eso, sino que cuando lo intentan retomar se dan cuenta de que ya no es lo mismo… de que esa chispa ya se perdió. ¿Por qué? Pues quizá simplemente no estaba destinado a durar. Créanme que es algo que me he preguntado muchas veces, pero la respuesta sigue estando oculta en algún lugar. De todas formas sabemos que hay pocas personas con las que pasa al revés, y “la chispa” seguirá ahí, pase lo que pase. Hay que pensar en eso, ¿no lo creen?

Bueno, pero seamos felices. Con ustedes, Demi Lovato…  (advertencia: el video está rete-corta-venas y rete-fresita :P)

La otra vez regresando de un paseo vimos un póster de la película de Miley Cyrus y alguien dijo que si tenía que elegir a una chica Disney, elegía a ella. Yo dije: “¡Noooo! ¿¡Cómo Miley!? ¡Arriba Demi!”. Una amiga se quedó con una genuina cara de WTF y dijo que ¿quéeee? Y yo, sí, arriba Demi, Demi Lovato. Ella me respondió: “AHHHH, yo había entendido… ‘No, Miley arriba de mí’“. LOL reí mucho. Sólo una anécdota. Feliz lunes a todos 🙂

4 comentarios

Archivado bajo Trauma Musical

Celebrity Crush Day: Heroínas

De hecho, el títul del post debería ser “Chicas que patean traseros”, pero dejé “Heroínas” porque es más corto. Verán ustedes, la semana pasada fui a ver Iron Man 2, y tenía varias razones para hacer eso. Una, la primera me gustó muchísimo, se me hizo muy fresca y entretenida. Y dos, bueno, escuché por ahí que un nuevo personaje iba  a ser interpretado por la señorita Scarlett Johansson. Pero no cualquier personaje, sino el de nada más y nada menos que una heroína llamada “Black Widow”. Medio leí su  historia, y descubrí que había sido una especie de agente ruso que había desertado y cosas así.

La verdad es que en la película no se habla mucho de eso, sólo aparece como una agente que se infiltra en el staff de Tony Stark para evaluarlo. Bueno eso, y también ayudarle a salvar al mundo… y de qué forma. Cuando por primera vez sale la señorita Romanoff (así se llama en la peli)  vestida en su traje de superheroína la verdad es que no pude mantener mi boca cerrada. Sólo puedo decir: wow, gracias al cielo por el spandex. Pero después viene lo mejor. Resulta que “Black Widow” sabe cómo darse su lugar… léase sabe patear traseros masivamente. Y ahí, queridos lectores, fue que llegué a la conclusión (o más bien, me di cuenta) de que una de las cosas más hots de este mundo es una mujer con poder. Sí, seguro muchos ya lo sabían, pero yo apenas comienzo a vivir mi vida, entonces ténganme paciencia.

Así que empecé a recordar a las heroínas que he conocido en mi vida y me di cuenta de que en efectivamente, tienen un cierto efecto en mí que hace que me atraigan… mucho. Tomemos por ejemplo algo que siempre cuento como anécdota de mi vida. De chiquita yo veía a los Power Rangers. Tendría como 4 años cuando pasaban la primera generación, la original, la padre. Ahora, yo recuerdo perfectamente que muy en secreto yo quería ser el power ranger rojo, porque él era novio de la rosa. Oh, la rosa. Oh Kimberly (Amy Jo Johnson). No, aunque todas mis amigas querían ser la rosa, yo quería a la rosa. Y todos los capítulos que se centraban en ella y en que ella era la encargada de terminar al malo, eran siempre los mejores para mí. Nunca he superado eso, hasta el día de hoy ,cada vez que de casualidad veo esos capítulos babeo un poco por la querida Kimberly.

Eran los 90's 🙂

Pero si sigo hablando de cada uno de mis crushes con heroínas creo que nunca acabermos. Así que iré a lo bueno… las fotitos. He aquí una pequeña lista de chicas que patean traseros, que no necesitan de nadie para sobrevivir  y que más de una vez han salvado al mundo. A ver qué les parece.

Selene (Kate Beckinsale) – Underworld

Ya les dije, todo está en el traje de cuero U_U

Sarah Connor (Lena Headey) – Terminator: The Sarah Connor Chronicles

Bueno, esque para empezar, estamos hablando de Lena "diosa" Headey

Xena (Lucy Lawless) – Xena

También veía "Xena" cuando tenía 4 años. Y hasta ahí veía el subtexto entre ella y Gabrielle

Kitty Pryde (Ellen Page) – X-Men 3

Y aclaro... mi trauma con Ellen Page no tiene nada que ver con que haya aparecido aquí U_U

Faith (Eliza Dushku) – Buffy The Vampire Slayer

Lo tiene todo: actitud rebelde, sabe patear traseros, un subtexto gay con Buffy, mala a veces, pero buena al fin. Muy buena.

 Bueno, esto es evidentemente mi opinión. ¿Tienen alguna otra favorita? Yo sé que por supuesto que chiiii… 🙂

4 comentarios

Archivado bajo Celebrity Crush, Películas, Televisión, Uncategorized

“¿Clenchita?”

Cuando hablé de Las Aparicio hace poco, comenté que lo que me había fascinado (entre otras cosas) era el hecho de que habían dicho “lencha” en televisión. Creo que nunca lo había oído, ni en cable ni en tv abierta, por lo que me causó cierta emoción ñoña. Y es que antes de que descubriera dicha palabra, siempre tenía que usar el adjetivo “gay” o en su defecto, la palabra “chica gay”, porque (confesión) la palabra “lesbiana” no es mucho de mi agrado. No sé, es un trauma raro que tengo, pero poco a poco lo voy superando 🙂

Un día, casi cuando acababa de entrar a basket, hubo una junta de todos los equipos representativos de la escuela, con el director. Así que nos pusieron a todos en las gradas del gimnasio. Yo no conocía a muchas niñas en ese momento, sólo me medio llevaba con una, así que me senté a su lado. En lo que empezaba la dichosa junta, pasó una chava a la que siempre yo había visto y pensado “soo gay!”, pero como en ese punto de mi vida aún no tenía mucha confianza en la exactitid de mi gaydar, pues decidí que “nah, sólo era medio macho”. 

Pero entonces, la chava (de la que en ese momento yo también sospechaba, cabe destacar) que estaba a lado de mí, me dijo: “Ash, cómo me caga esa tipa”, refiriéndose a la que yo pensaba que era gay. En ese punto yo ya me había dado cuenta de que ella odiaba a mucha gente, pero de todas formas hice la pregunta obligada: ¿Por qué? Y ella me respondió: “Ay no sé, es super odiosa y super… clenchita“. Ajá, ahora ¿qué fregados es clenchita? Eso mismito le pregunté, y como respuesta obtuve dos cosas: una mirada de “wtf! ¿vives bajo tierra o qué?” y la respuesta real: “lesbiana”.

Pues no entendí de dónde se relacionaba clenchita con lesbiana, pero decidí que era mejor dejarlo ahí porque ya había quedado como una inocente inculta frente a mi única amiga de basket. Más tarde, no sé cuánto tiempo más tarde, otra chava y mi amiga mencionaron la palabra “lencha” y “lenchita”. Y fue así de “ahhhhhhhh… ¡con que eso era!”. Ahora sí me pareció más lógico. Pero hice como que había entendido desde el principio y empecé a usar la palabra.

Luego, me di cuenta de que se podía usar como sustantivo así que fui aun más feliz. Ya no tenía que decir: “Estoy viendo programas de temática lésbica en YouTube”. Digo, no es que lo dijera, obviamente (qué pena). Pero ahora podía ser un poco más honesta y al mismo tiempo un tanto vaga en mi respuesta, diciendo: “Ah, veía lenchadas”.

Yo tengo curiosidad, ¿en todas partes se conoce la palabra? ¿Sí es muy común? Je, disculpen el trauma, quizá sea el ocio de las vacaciones.

19 comentarios

Archivado bajo 'Cause it's my life..., Somewhere over the Rainbow

Lunes de trauma musical: Pull Shapes

¡Es lunes! Y eso es sólo bueno porque… postearé hoy xD. Hoy de hecho termina mi semestre, ya sin exámenes ni nada, así que teóricamente soy libre… aunque en la práctica, aún tengo muchas cosas que hacer. Pero… hay que olvidarnos de eso, bailemos, cantemos y aplaudamos….

O no.

La forma en la que conocí “Pull Shapes” es bastante gay. ¿Se acuerdan de esa temporada de The L Word en la que Jenny termina de enloquecer y se contrata una asistente? Confesión no. 1: la asistente, Adele, fue por un tiempo mi crush ñoño de la serie. Y a “por un tiempo” me refiero como durante 2 semanas, justo antes de que también enloqueciera ella.

En fin, a mí se me queda muy grabada una escena en la que las dos van a no sé donde, y deciden hacer una parada en un centro comercial. Jenny se vuelve loca (en el sentido figurado esta vez) y le dice a Adele que compre todo lo que quiera, y le hace un makeover. Lo que nadie sabía es que Adele poco a poco comenzaba la metamorfosis a un ser malvado y con un parecido increíble a la señorita Schecter. Pero ésa es otra historia.

Yo estaba con la escena del centro comercial, ¿no? Ay estos malviajes xD. En dicha escena se puede escuchar una melodía que a muchas personas les pareció súper pegajosa. Yo me incluyo en ese grupo. Gracias a YouTube, y a que hay comentarios en los videos, me enteré de que la canción se llamaba “Pull Shapes” y era interpretada por The Pipettes. Y ahí nació la adicción. La canción me pareció sobre todo, divertida, y se convirtió en mi trauma de ese tiempo.

Un tiempo después, conocí a una chica. Entre que yo averiguaba si era o no era, un día sonó su celular. ¿Y adivinen cuál era su ringtone? Pues efectivamente, “Pull Shapes”. Se dio cuenta de que yo la conocía y de ahí partió una linda conversación. Yo pensé: si la conoció de la misma manera que yo, entonces seguramente mis sospechas son correctas. Pero nunca lo averigué. Lo siguiente que supe fue que me mandó un mensaje con la frase (de esta canción) “dance with me pretty girl tonight”… y pues no se necesitaron más explicaciones.

Así que, me parece excelente tener esta canción hoy, sobre todo si estamos terminando ciclos escolares y esas cosas. ¿El mensaje? Yaaaa que no les importe… disfruten lo que puedan, just don’t let the music stop.

Con ustedes… The Pipettes (las viejitas, porque ya hay otras)….

Deja un comentario

Archivado bajo Trauma Musical

El clásico: “¿pero qué carajos estaban pensando?”

Ok, para aclarar, saben que yo estoy totalmente en contra de la homofobia (duh), y de esas cosas, y que pienso que no tiene nada de malo dar muestras públicas de afecto con tu pareja homosexual*…. pero vamos, que hay de muestras a muestras, ¿no creen?

*si te da penita, pues ya es otra cosa xD.

Verán, resulta que un día después de haberme matado dos horas y media estudiando física, mis amigas, mi chica y yo, decidimos ir a tomarnos un helado (o en mi caso, un agua fresca) a un local que está en las afueras de un supermercado. Ahí estábamos, cuando entonces apareció la chava a quien mi chica y yo bautizamos como “la lencha”. Remítanse al post de la chava de basket que es super gay pero tenía novio y eso. ¿La recuerdan? Bueno, pues resulta que ya no tiene novio. No, de hecho ahora tiene noviA. Ja.

De hecho, estábamos en que apareció en el supermercado, ¿no? Pues apareció precisamente con su nueva novia, así super cariñositas agarradas de la mano. Las dos chicas iban caminando, cuando de repente, justo en medio del pasillo, así de la nada, se detienen, se ponen una en frente de la otra, y comienzan a besarse. Ok, es un beso de cariñito, así normalito e inocente. Pero entonces sus besos comenzaron a subir de clasificación, de B a C, y de repente ¡ya teníamos una escena tipo The L Word, ahí mismo en el súper! Ok, exagero. AHÍ todavía no era una escena tipo TLW. Las chavas se separaron (por fin) y se movieron hacia la puerta del otro lado. Yo dije “ah bueno, ya se van”. ¡Pero NO! Resulta que más bien sólo estaban cambiando de locación. Ésta vez eligieron un rincón (literal un ricón) a lado de la puerta. Y ahí sí…. Yo sólo voltée y vi muchas manos y piernas por todas partes, en una gran masa que podrían o no haber sido dos personas… y decidí ya no ver.

Ahora, yo le veo dos problemas a esta situación. Ok, es momento de que un beso, un abrazo, entre mujeres se tome como algo normal, ¡pero no una quasi-agarrón! Hasta yo me quedé con cara de WTF! Y además, no entendí su pensamiento: “vamos a agarrarnos a la mitad del pasillo de la plaza”. Muy lógico, me parece. Y bueno, cabe destacar que el lugar está plagado de señoras conservadoras que van a hacer el súper ahí, por lo que las miradas incómodas no faltaron. No veo lo atractivo de eso.

Quizá yo sea demasiado “conservadora” en ese sentido, y esté haciendo un gran alboroto acerca de algo equis. La cosa es que me molestan esas personas que se exhiben sólo para llamar la atención, y me parece que esta chava es una de ellas. No sólo por este acontecimiento, sino por mi convivencia previa con ella. ¿Ustedes qué opinan? ¿Exagero?

3 comentarios

Archivado bajo 'Cause it's my life..., Somewhere over the Rainbow