Archivo mensual: noviembre 2009

Lunes de trauma musical: Heads will roll

Oh, los Yeah Yeah Yeahs. Buena banda. Sin embargo, no muchas personas los conocían. Y digo, no los conocían antes de que saliera el Rockband hace como 3 años. Ahí apareció una canción de ellos: Maps. No sé ustedes, pero con mis amigas era como la única canción que tocábamos, y  a mí era la que más me gustaba de todo el juego.  Supongo que necesitaba un descanso de tanto rock.

Equis, el punto es que después de conocer esa canción comenzé a investigar un poco acerca de la banda que la interpretaba. Me encontré con que eran una banda de rock/punk alternativo proveniente de Nueva York. Su cantante se llama Karen O. Cómo olvidarla. Ya sea por sus vestuarios extravagantes, o su indiscutible talento, Karen O es todo menos olvidable. Realmente me encanta su voz, su forma de interpretar las canciones, y todo su estilo en general…

El estilo  de este grupo, como ya mencioné, es de rock/punk alternativo, pero algunas de sus canciones también tienen un fuerte toque electrónico. Para mí son todo menos convencionales, y eso es algo que me encanta de ellos. Algunas de sus canciones más conocidas son por supuesto Maps y Date with the Night. Ésta última salió en Skins… jeje, sólo un dato.

Sin embargo, a mí la que más me gusta es precisamente Heads will Roll. La conocí una vez que estaba en el gimnasio de mi escuela y pasaron el video en la tele. Ahora, nótese que las teles estaban en mute, entonces sólo reconocí a Karen O, y grité: “¡¡¡los Yeah Yeah Yeahs!!!”. El video me fascinó, por cierto. Al final pasaron el título de la canción, y me prometí a mi misma que la iba a escuchar algún día. Total que pasó el tiempo hasta que un día por fin pude escuchar la canción gracias a que me encontré el hermoso video en YouTube. Y, obviamente, también me gustó muchísimo. Esta semana estuve llegando temprano a mi escuela y me iba a la cafetería a disque hacer tarea. En una de esas, me puse a navegar por internet [la tarea bien gracias] y me volví a encontrar el video. Hacía muchísimo que no escuchaba la canción, pero de inmediato se convirtió en mi nueva adicción de la semana.

De verdad chequen el video. Es como de esas cosas raras/fascinantes… o que son raras y por ende fascinantes. No sé, a mí simplemente me encanta verlo. Y créanme que el hecho de que me gusten los videos musicales es algo bastante inusual. Así que, con ustedes… Karen O The Yeah Yeah Yeahs….

Es como perfecta para Halloween… o Navidad, o lo que sea… es perfecta 🙂

Anuncios

1 comentario

Archivado bajo Trauma Musical

8 buenas razones para “odiar” la escuela

10 es mucho, y 5 es muy poco. 13 es mi número favorito, pero volvemos al primer problema. En cambio, 8 está en medio y además era mi número cuando estaba en el equipo de basketball en mi escuela. Así qué ¿por qué no 8 razones?

Odio la escuela. Bueno, no, no la odio odio, a veces hasta me gusta. Lo que sí odio es el hecho de que absorba todo mi tiempo. Es decir, antes me daba tiempo de ver una que otra serie de vez en cuando. Por ejemplo, House y Grey’s Anatomy eran las que seguía de ley, semana tras semana. También un poco de Fringe algunos martes, e incluso Brothers and Sisters. Pero esos días parecen haber terminado con el inicio de 3er semestre. *Sigh*. Así que hoy he decidido hacer una lista de todas las cosas que antes veía/seguía, pero que actualmente, por falta de tiempo, me estoy perdiendo.

1. Grey’s Anatomy

greys1

Para mí que ha tenido sus altas  y sus bajas. A pesar de esto siempre ha sido de mis favoritas, ya sea por el drama extremo sácate-los-kleenex, o por los momentos ocasionales divertidos. Con la historia de Callie-Arizona también atrajo un poco mi atención, y debo confesar que me quedé bastante picada con el final de temporada pasado (aunque ya todo mundo sabía qué pasaba). Además, discúlpenme ustedes pero… el cast se ve taaan lindo en mi tele. Izzie Stevens es otro nivel de belleza, y las otras doctoras con look más ñoño también me agradan. Buen elenco, buen elenco.

2. House

House 1

Ay para qué les miento. La única razón por la que seguí viendo House fue porque la nueva doctora de pelo castaño había sido Alex Kelly en su otra vida. Pero también debo de admitir que la serie es buenísima (sólo que necesitaba un plus para verla regularmente, je), y no por nada es la más vista en el mundo entero. Igualmente, el final de la temporada pasada estuvo sublime, pero desafortunadamente ya no pude ver qué siguió después de eso… y tampoco sé que ha pasado con 13. Buaaa…

3. Fringe

fringe2

Podría hacer una lista con las razones para ver esta serie, y se parecería más que nada a ésta. Sólo que con Anna Torv, alias Olivia Dunham, obviamente. Realmente este programa fue de las revelaciones del año pasado, y al parecer tiene futuro en este mundo de la televisión. Ni siquiera pude ver el final de temporada completo porque ya había entrado a la escuela, ni los últimos capítulos porque estaba en el Blockbuster. Pero se las recomiendo ampliamente… si la ven alguna vez juro que se volverán adictos a su misterio. Y tal vez a la rubia australiana despampanante.

4. Hospital Central

hospital-central3

Se los pongo de esta manera: si mi amiga no me hubiera dicho que hace poco empezaba la nueva temporada, nuuunca me hubiera enterado. Como ya les conté, hace aaaños que no la veo, más que nada porque llegó un momento en el que sólo estaban los capítulos completos de la serie. Y déjenme decirles que la serie me gusta bastante, no sólo las partes de Maca y Esther. Pero la verdad es que hor y media en mi mundo es demasiado…. qué triste es mi mundo.

5. Glee

glee1

Desde que se estrenó en EU causó una sensación impresionante. Yo, como buena amante de los musicales, dije “la tengo que ver”. Sin embargo, nunca tuve tiempo de descargarla, y mucho menos de verla. Un día vi que la iban a pasar aquí en México por Fox. Entonces fui muy feliz, e hice el propósito de todos los jueves verla. La cosa es que el viernes que pasó, un amigo me dijo “¿Viste Glee?”. Y yo sólo me recordé a mi misma sentada frente a mi computadora haciendo una investigación de filosofía. *Sigh*. Lo bueno es que la repiten MUCHO, así que tal vez mi propósito no muera aún.

6. Héroes

heroes3 

La primera temporada fue genial. La segunda ya pasó a ser menos genial. La tercera ya más bien tuvo el título de mi “guilty pleasure”, porque de verdad estaba mala mala malísima. Pero bueno, mi intención era volverla a ver sólo, exclusivamente sólo por la nueva storyline que le pusieron a la porrista inmortal favorita de todos, osease Claire. Pero pues misma historia… y con trabajos he podido ver unos cachos y uno que otro recap de la historia esta. Que por cierto, aclaro: no esperaba mucho, pero siempre creí que sería interesante ver a Claire besando a otra chica. Sí bueno, interesante es una palabra. Je je.

7. Three Rivers

three rivers1

Es súper triste este caso. Creo que ya pasaron como 3 semanas desde que casi repruebo examen de mate para ver esta serie. Y hasta hace dos días recordé que me la había perdido. Pero bueno, es comprensible, mis miércoles son caos. Aún así me duele un poco perderme de una dosis semanal de Shane, porque recuerden… ya amo a Shane 😉

8. America’s/Mexico’s Next Top Model

MXNTM03

Creo que nunca he confesado que uno de mis guilty pleasure más pero más guilties, es este tipo de programas. Mi madre me critica taanto por verlos, dice que no tienen chiste, que son para gente hueca, blah blah blah. Y sí, yo también creo todo lo que dice, pero vamos… que no me puedo resistir a todo el drama que a veces se da. Y ahora con la versión mexicana yo me emocioné un buen, pues siempre me había puesto a imaginar cómo sería una versión así. Puedo decir que no está taaan mal, porque de hecho sí la he visto una que otra vez. Hasta hay una pseudo-pareja gay. Sólo eso les digo. Je je. Por cierto, a las 9 repiten el capítulo de esta semana… yo ahí estaré, al fin es puente.

6 comentarios

Archivado bajo 'Cause it's my life..., Televisión

Lunes de trauma musical: Espiral

Creo que esto también cuenta un poco como Celebrity Crush, ustedes decidirán qué tanto es mi trauma. Todo empezó el domingo, osease ayer. Como parte del servicio social que tengo que hacer en la escuela, nos metimos a un proyecto que se llama “Km de Cobijas”, que consistía precisamente en reunir cobijas para donarlas a comunidades rurales. La cosa es que ayer fue el evento donde se colocaron todas las cobijas en Reforma, la avenida más importante de la ciudad. Para llamar  más la atención también hubo artistas invitados, entre ellos… Pambo.

Yo había oído escuchado canciones de esta chica anteriormente en la radio. Me gustaba mucho su estilo, pero la verdad es que nunca compré su disco ni nada por el estilo, sólo conseguí como 4 de sus canciones. De todas formas, cuando vi en el póster promocional que iba a estar ella, me emocioné mucho (supongo que también era el momento de euforia por haber juntado las 1000 cobijas que nos propusimos) junto con una amiga a la que también le gusta un poco. Así que el domingo estuvimos dando unas cuantas vueltas, y como a las 12:30 nos plantamos en frente del escenario. No había casi nadie de gente porque realmente no había nada que llamara tantísimo la atención. Pero con lo traumadas que somos, dijimos “no nos vamos a mover de aquí hasta que salga Pambo, para verla bien bien”. Y así nos quedamos 2 horas.  En el sol. Paradas. Pero todo valió la pena al final.

Justo antes de que (por fin) saliera la susodicha, mi amiga me dijo “¿Sabes a quién se me figura un buen?” Yo la verdad antes había pensado que Pambo me recordaba a alguien, pero no ubicada a quién, así que le pregunté de quién se trataba. “¡A Juno!” Y en ese momento  todo fue más claro: ¡Es igual a Ellen Page! Ok, no igual pero tiene como el mismo “tipo”, y una actitud parecida a la de Juno al menos. Equis, el punto es que en ese momento salió, la vi y mi crush de la semana cobró vida.

Debo decir que canta bastante bien, me encantó su voz. Se ve que sí es música de verdad y sus canciones (ahora que las escucho mejor) tienen bastante sentido. No sé, creo que me podría volver fan xD. Así que hoy he elegido una de sus “nuevas” canciones para enseñarles, para quienes no la conozcan, porque además de todo descubrí que la mitad de l mundo nio siquiera ha oído hablar de ella. Triste, lo sé, pero creo que lo superaré. Pero bueno, la canción, claro. Se llama Espiral, y creo que representa muy bien su estilo. Con ustedes… Pambo <3.

También presumo unas cuantas fotos que le tomé, jeje. Los tintes stalkers no se me quitan ni aunque me peguen.

Pambo4

Pambo3

Pambo1

Y me reservaré los comentarios acerca de lo gay de su atuendo.

Pero en otras noticias un poco más straight… ¡¡¡El concierto estuvo geeeniaaal!!! Digo, casi muero aplastada (niña de metro y medio + slam + pista = no buena combinación), pero valió muchísimo la pena. Luego intentaré subir algunos videos porque necesito meterme a YouTube y esas cosas aggg. Pero lo admito: de las 11 de la noche del sábado* hasta la 1 de la tarde del domingo** pensé en ser straight. *11 de la noche: vi a Brandon Flowers  **1 de la tarde: vi a Pambo y lo anterior murió

2 comentarios

Archivado bajo Trauma Musical

TILFS

¿No les ha pasado que no pueden esperar para que llegue cierta clase, y no necesariamente porque les encanta la materia? Más bien, están esperando que llegue esa hora para que la maestra entre por la puerta del salón. Y es que qué maestra, ustedes piensan.

El término MILF es uno que me da mucha risa. Significa Mother I’d Like to F**k. Osease… madre a la que me gustaría tir**me. Y sí, suena un tanto burdo pero normamlmente no se usa de forma taaan literal. Muchas veces sólo lo utilizan para referirse a una mamá que está buenísima muuy guapa. Entonces TILF es algo que yo uso para llamar a las maestras que están bastante bien… aquella con las que crushée durante algún tiempo. TILF= Teacher I’d Like to F**k .

Supongo que la primera TILF que tuve (tal vez la única…) fue una maestra de inglés. Era la más joven, unos treinta y tantos años… cara muy bonita y suuuper buena onda. Además puedo decir que es de las mejores maestras que he tenido en toda mi vida. Uno a los 16 años ya es conocedor U_U. Llamémosla Miss A. La tuve en segundo de secundaria, y muy pronto me convertí en su favorita (modestia ante todo, ya saben =P). Siempre que había alguna asamblea o presentación yo me ofrecía a organizarla, a hacer los carteles, a jalar gente, a lo que fuera con tal de ayudarla. En tercero ya no fue mi maestra más que en una clase que teníamos una vez cada dos semanas. Fue muy triste, pero  siempre esperaba con ansías que llegaran esos miércoles.

Me acuerdo que una vez terminé un examen muy temprano (antes que nadie de mi salón) y la siguiente clase que tocaba era la de esta maestra. Así que no perdí la oportunidad y fui al salón, donde ella estaba sola, esperando a que llegáramos. Juro que rogaba porque nadie llegara, pues el simple hecho de estar con ella a solas platicando de cualquier cosa me hacía muy feliz. Aw. Creo que sobra decir que la extraño muchísimo.

Ahora en la prepa tenemos una maestra de matemáticas que es rusa. Yo digo que fue parte de la KGB y que es refugiada aquí en México, pero nadie me quiere creer, sólo dicen que es una maldita desgraciada porque así nació. Yo insisto en que se lo enseñaron. Equis, el punto es que el primer día de clases cuando la vi, lo único que pensé fue “WOW”. Imaginen: rubia, cara blanca, ojos azules, rasgos finos y un cuerpo… de chica de 25 años (ella en realidad tiene como 40). Claro que después de la segunda clase ya esto no vino al caso en mi mente porque la odié muchísimo y me dio bastante miedo.

Pero ahora que me siento junto a un compañero que internamente tiene un crush con ella, todo es más divertido. Pongámoslo así: cuando nos estamos durmiendo él me dice “¿ya viste qué pantalones trae?” y pues yo evidentemente me fijo. Y así despertamos, jeje. Así que repentinamente, mi crush con ella volvió a nacer. Pero eso no le quita que ella sea una maldita ex-KGB U_U.

Me imagino que todos han tenido a lo largo de sus vidas maestras que necesariamente hacen que les encante la materia. Siempre pasa. Es decir, somos adolescentes, ¡porrrr dios! Y las clases necesitan ser divertidas de alguna u otra forma…

4 comentarios

Archivado bajo 'Cause it's my life..., Sueños Guajiros

Lunes de trauma musical: Read my mind

Creo que alguna vez mencioné que unos de mis grupos favoritos es The Killers. ¿No? Bueno, pues se los comento de una vez. Esta semana tengo una razón muuuy grande para que ésta sea la canción del trauma musical, pero eso viene después. Contemos su historia primero. Ah, porque tiene historia…

Uno de esos días de depresión… ya saben, la época difícil, estaba viendo la tele y de pronto salió un promo de ER en Warner Channel. Seh seh, la octagésima temporada va a empezar, so what? Así que no le hubiera prestado mucha atención al comercial de no haber sido por la canción. Wow de canción, pensé en ese momento. Wow, wow wow, me encanta. El corito decía “Can you read my mind?”, pero dije… qué tal si no se llama así, mejor hay que estar seguras. Y claro, no se me ocurrió buscar la letra en internet, sino que tomé mi celular con esa cosa llamada “Track ID” y esperé toda una noche para que pasaran el promo otra vez. Cuando por fin logré obtener resultados vi que la canción, efectivamente, se llamaba Read my mind y era de un grupo llamado The Killers. ¡Oh, los que cantan esa de Mr. Brightside! Seh, tenía cero en cultura musical en ese entonces.

the killers1

Total que la bajé y todo. No, de hecho creo que sólo vi el video en YouTube porque mi computadora estaba muerta en ese momento. De ahí fui viendo otros videos del mismo grupo y poco a poco me gustaron más y más. Lo demás… es historia. Ja, qué dramática soy me caeee. Pero en serio, viéndolo así, Read My Mind fue la canción que lo inició todo. Y lo gracioso, es que hasta hace unos días pude encontrarle un significado personal a la letra. Ya saben que casi no me gusta hacer eso.

Supongo que fue cuando oí la parte que dice “subtle kiss that no one sees” y por fin entendí. Read my mind, lee mi mente… cuando no puedes expresar lo que sientes con palabras, porque realmente no hay palabras suficientes o adecuadas… o tal vez [y aquí entra lo personal] no quieres que la gente se entere. Un beso que nadie ve… tan lindo, tan lleno de significado. No te lo puedo decir, pero lee mi mente…

Aunque en sí, creo que esta es una canción de despedida. Está medio-aceptando que se va a ir, entiende por qué, pero aún así le duele. Para mí, le está diciendo “ok, vete, es lo mejor para ti y por lo tanto, para mí también” porque… I don’t shine if you don’t shine. Pero en el fondo duele, en el fondo le quiere decir lo que siente y no puede. Así que en sí debe ser frustrante, je.

Pero vamos, que me encanta la canción, deprimente/frustrante o no, es muy buena. Y muy linda. Y de esas románticas sufridas que casi no me gustan. Así que creo se deben de sorprender si les digo que es de mis canciones favoritas. Con ustedes, Brandon Flowers y compañía…

Ah, la razón por la que es la canción de la semana es que… ¡EL SÁBADO IRÉ A SU CONCIERTO! *emoción emoción emoción* No saben cuánto he esperado, de verdad. Ya les contaré cómo estuvo. ¿Alguien más irá?

4 comentarios

Archivado bajo Trauma Musical

“Muestras excesivas de afecto”

Ayer descubrí un lugar nuevo en la escuela. Yo le llamo “el piso que está más arriba del piso de hasta arriba de la bilioteca”, ja. Resulta que yo siempre había oído que había como otro nivel en la biblioteca, más arriba del tercer piso, que según yo era el último.

Total que ayer fui por unos libros con alguien y me contó que en efecto, ese piso es de verdad. “Y además hay un letrero que dice que no %&$! con tu novi@”. ¿En serio? ¡No ma! ¿podemos verlo? Y como no sabe decirme que no, pues ahí nos tienen, subiendo por la puerta “secreta” a la terraza. Cuando llegamos vi que, en efecto, es una terraza, con muchas mesas y sillas para que los alumnos estudien. Justo cuando volteé a la derecha vi un letrero negro que decía:

“Este lugar cuenta con un circuito cerrado de televisión

Por reglamento quedan prohibidas las muestras excesivas de afecto.”

ME-GA-LOL, no pude contener mi risa, se los juro. ¿Qué tuvo que pasar ahí para que pusieran eso? No sé, y la verdad creo que no quiero enterarme. Pero vamos, que ya que uno lo piensa… esa terraza es el lugar perfecto para… “querer al prójimo”. Es decir, está casi vació normalmente, es muuuy grande, tiene rincones por todas partes, y el bendito circuito cerrado de televisión consta de sólo 2 cámaras. No, no estoy diciendo que ir a “mostrar afecto” ahí esté del todo bien… pero tampoco que esté mal. Además, para personas como yo (o tal vez como ustedes) debe ser difícil estarse escondiendo de la gente para… dar muestras de afecto a su “compañera”. Y hablo simplemente de besos, abrazos o tomadas de mano, no me malinterprenten.

La cosa es que últimamente he aprendido que existen bastantes lugares en la escuela que ayudan a ese propósito. Está el pasto [pero el pasto escondido de la sociedad, donde nadie pasa], los últimos pisos después de horas de clase, la biblioteca en general es un lugar con cierta privacidad de vez en cuando, las escaleras traseras de los edificios… por donde nadie pasa a menos que sea un caso de emergencia xD, etc etc. Mi punto es que vas aprendiendo. Y claramente todo depende de las instalaciones de tu escuela. ¿Quién más tiene lugares predilectos o simplemente ya ubicados? ¿Las han cachado alguna vez? Tengo curiosidad, si pueden lean y comenten 🙂

6 comentarios

Archivado bajo 'Cause it's my life..., Opiniones bla bla, Somewhere over the Rainbow